Somos Alcazarén

Con una trayectoria de más de 70 años, Distribuidora Alcazarén S.A. ha sido durante muchas décadas una empresa pionera en la comercialización de Vinos, Licores y Alimentos Premium en el mercado guatemalteco. Nuestra filosofía sigue siendo la misma: Que tanto clientes como proveedores se sientan en familia y que nuestra familia tenga acceso a los mejores rincones del mundo.

NUESTRA HISTORIA: MÁS DE 70 AÑOS DE COMPROMISO FAMILIAR

1904

Nace el futuro fundador de la compañía: Mariano Vadillo Quinzaños, en Alcazarén, un pequeño pueblo de Valladolid, España.

1917

La situación en España se agravaba a diario. La familia Vadillo toma la dura decisión de hacer que su hijo mayor, Mariano, de apenas 13 años migre junto con un primo de su misma edad a México. En aquel entonces Mariano no sabía ni leer ni escribir, pero su familia estaba dispuesta a jugar todas sus cartas con la esperanza de que su hijo pudiera construir un futuro mejor para toda la familia.

El joven inmigrante pasó aproximadamente 10 años en México, aprovechando cualquier pequeña experiencia laboral que le permitiera ganarse la vida y seguir luchando por sus sueños. El poco dinero extra que lograba obtener era en parte enviado a su familia en España y en parte para contratar a un tutor que le enseñara a leer y escribir.

1927

La esperanza de una mejor vida y su ambición lo llevaron a buscar nuevos caminos a la muy moderna, Venezuela de aquella época. El joven decide así comenzar su travesía hacia Venezuela por tierra, pero su dinero se acabo al llegar a Guatemala. Acá comienza nuevamente a buscar nuevas oportunidades laborales con el fin de volver a ahorrar dinero para llegar a su destino final.

Don Mariano comienza a trabajar entonces en un lugar que quedaba en frente de una abarrotería sumamente concurrida. Este comercio lo llenaba de curiosidad e interés. El joven con sus ganas de seguir involucrándose en el mundo de los negocios le hace la siguiente propuesta al dueño de la abarrotería: El trabajaría en la abarrotería, pero no a cambio de dinero, sino que a cambio de conocer el funcionamiento de su exitoso negocio.

Este señor, le da el trabajo y, en efecto, no le pagaba. 

La Mallorquina: El primer emprendimiento

Con el tiempo y habiendo ahorrado dinero de los trabajos donde si le pagaban, el joven español logra alquilar un local en la esquina de la 9na. Calle y 9na. Avenida de la zona 1. 
En ella abriría su primer negocio: La abarrotería “La Mallorquina”.  La arregló, le puso estanterías y la dejó preciosa. En el momento que logro abrir y arreglar su comercio, a Mariano se le habían agotado sus recursos económicos y ya no contaba con dinero para comprar la mercadería para llenar su abarrotería.

Estaba él admirando lo que había construido, parado frente de su almacén, cuando pasó por allí el propietario de la abarrotería donde el había trabajado. Aquel señor que le había dado trabajo para que descubriera el manejo del negocio a cambio de no pagarle, se detiene, lo saluda y le pregunta: 
Oye Mariano, que bonito local, ¿de quién es este negocio?” 
Él le responde muy orgulloso: “Es mío.” 
Su antiguo jefe le pregunta: “Y, ¿la mercadería?”  A lo que él responde “pues me quedé sin dinero y todavía no puedo comprar la mercadería”.
El dueño de la abarrotería conociendo al joven por su honestidad y lealtad le dijo: “Ven mañana a mi almacén y toma la mercadería que necesites en consignación para tu negocio.” 
¿Quién iba a pensar que, con los años, el propietario de la abarrotería le pagaría así?  Y de este modo empezó la historia de “La Mallorquina”. 

“Representaciones Mariano Vadillo” – Penetrándose en el mundo de las representaciones.

1946

Siguen pasando los años y con mucha perseverancia y esfuerzo Don Mariano se logra adentrar más y más al mundo de alimentos y bebidas gourmet de aquella época. El consigue fundar: “Representaciones Mariano Vadillo” empresa dedicada a la importación de vinos y productos alimenticios provenientes de España. En este momento, se comienza la comercialización de vinos de prestigiosas bodegas a nivel internacional, como los vinos Marqués de Riscal, bodega de vinos riojana que hasta la fecha nos sigue acompañando. 

Estos años también estuvieron llenos de sorpresas, amor y decisiones que cambiarían la vida del joven emprendedor. En 1956 contrajo matrimonio con la catalana, María Teresa Portabella Pous, que venía a visitar a su hermano que trabajaba en Guatemala. Inesperadamente, Teresa decide quedarse a vivir también en este país, cuando conoce al amor de su vida: Mariano. Juntos, los españoles formaron una familia de 4 con el nacimiento de sus dos hijos, Mariano y Javier. 

1970

Pasan los años, los hijos de Don Mariano crecen y se unen a la pequeña empresa, que en su momento era conformada únicamente por su padre. Las jornadas de trabajo eran largas en aquel entonces y los Vadillo realizaban todo tipo de labores para hacer crecer su negocio; Ellos mismos embotellaban en Guatemala algunos de los vinos que venían desde Europa en barrica

1980 “Bodegas Vadillo” el fruto del esfuerzo.

Fruto de cientos de horas de trabajo y total entrega, Representaciones Mariano Vadillo se transforma en Bodegas Vadillo y la empresa inicia una nueva era de diversificación y distribución de productos importados. La Fuerza de trabajo de la empresa crece, sus distribuciones y representaciones empiezan a expandirse. Bodegas Vadillo comienza a representar a las mejores casas vinícolas y licoreras de la altura de: Campari, Bodegas Undurraga, Bodegas Marqués de Riscal. Marcas que hasta el día de hoy nos acompañan en esta aventura transgeneracional.

1996 “Distribuidora Alcazarén, S.A.” La fuerza de una empresa en extensión.

Empujados por una cultura vinícola y licorera más amplia en el país, Bodegas Vadillo comienza su expansión mas notable y se solidifica como Distribuidora Alcazaren en honor a la ciudad natal del ya difunto Mariano Vadillo Quiñazos. En la última década del Siglo XX, su proceso de desarrollo se hizo evidente a través de la optimización de las operaciones del negocio, del fortalecimiento de ventas y de la iniciación del mercadeo como herramienta para lograr penetrar el mercado local con mas fuerza.

Hoy

Finalmente, con más de ochenta años de tradición Distribuidora Alcazaren, se convierte en la casa representativa de los mejores vinos, licores y alimentos provenientes del mundo entero.

Con la integración en el negocio de una nueva generación de la familia Vadillo, la meta de seguir construyendo una empresa innovadora se evidencia a través de su adaptación a los nuevos modelos de negocio que este siglo nos ofrece.

¡Estamos orgullosos de decir que tenemos la bodega de vinos más grande y diversa del país!